Una cocina maravillosa y algunas obsesiones

25/5/16


Me encantan las cocinas, las alfombras y las sillas. Y no siempre en este orden. 


De las sillas recuerdo la primera vez que vi la silla barcelona de Mies y me prometí a mi misma que algún día tendría una, pero luego llegaron más a ampliar mi lista de deseos, el sillón LC4 de Le Corbusier, la Wishbone (CH24) de Hans J Wegner (de Wegner me gustan todas), la silla roja y azul de Rietveld (tendrías que haberme visto como una loca, fotografiando desde todos los ángulos cuando la vi en el MOMA, estaba extasiada), la silla Eames (aunque reconozco que este último año ha sido agotador verla en todos los sitios, me quedo en la versión balancín para un cuarto infantil) y podría seguir hablando de sillas hasta morir, si por mi fuera mi casa sería la de la loca de las sillas!! 


Con las alfombras también tengo mi particular obsesión, me encantan las alfombras, pero aquí el abanico no es tan amplio, me gustan las étnicas.
Los kilims, las beni ouarain, las indias, y hasta me gustan las Bidjar del Irán (pero estas siempre combinadas con muebles modernos, como sacándolas de contexto, es cuando más bonitas las veo) en fin, "las alfombras y Cris", podría escribir un larguísimo post sobre mi relación con ellas, y lo loca que estaba en el gran bazar de Estambul buscando alfombras, pero ya os he hablado más de una vez sobre ellas y hoy quiero hablaros de esta cocina.


La tercera de mis obsesiones, las cocinas. Me encantan, exageradamente, no puedo ver un piso en una revista y que no  este la imagen de la cocina, que decepción... Me gustan de todos los estilos, incluso en negro, como las que os enseñaba aquí, pero sin duda las cocinas de Deulonder, son de las que más me gustan. En su web podéis ver muchas, pero una de mis favoritas es la que os enseño hoy. 





Una cocina con aire inglés, donde sentirte como un chef, con esos maravillosos fogones, pensada para organizarlo todo, las especies, el pan, las bandejas... todo lo que imagines, ellos lo piensan antes y te dejan un sitio especifico para que tengas donde guardarlo. 







No es solo una cocina, tiene una zona para comer, con una mesa preciosa, un banco en el L y espacio para los platos y manteles, además son unos paneles de madera y cristal los que separan las zonas. No puede quedar más bonito. 


Por si esto no te ha acabado de enamorar, cuenta con un espacio reservado para despensa, nevera de vinos y congeladores de cajón. Y a más a más, (sí, hay más) una zona de lavandería, donde lavar, secar y planchar la ropa. ¿Cómo no va ha ser una de mis favoritas? 


¿Os gusta esta cocina? 
¿Tienes alguna Deco obsesión?
¿Compartimos alguna? 
Feliz día


imágenes aquí y aquí

P.S: Pensar en New York es pensar en ti Cris, este post es "especial dedicación Cuca"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...